CONSIDERACIONES PARA EL PROCESO DE CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA UN PROGRAMA DE REHABILITACIÓN PARA PERSONAS QUE VIVEN CON VIH/SIDA EN UN PAÍS DE RENTA MEDIA BAJA

Archive
Ibenemé S.1, chibo n2, Amá C.3, Ezeome E.4, Chukwuka C.5, Onugha C.6, Ezuma A.2,7, Fortwengel G.8,9
1Universidad de Nigeria, campus de Enugu, rehabilitación médica, Enugu, Nigeria, 2Universidad de Nigeria, Hospital Docente, Ituku Ozalla, Fisioterapia, Enugu, Nigeria, 3Universidad de Nigeria, Hospital Docente, Ituku Ozalla, Cirugía Pediátrica, Enugu, Nigeria, 4Universidad de Nigeria, Hospital Docente, Ituku Ozalla, Oncología y Cuidados Paliativos, ENUGU, Nigeria, 5Hospital Docente de la Universidad de Alabama Nigeria, Ituku Ozalla, Clínica de VIH, Enugu, Nigeria, 6Hospital docente de la Universidad de Alabama Nigeria, Ituku Ozalla, fisioterapia, Enugu, Nigeria, 7Universidad de Nigeria, Consorcio de Ensayos Clínicos, Enugu, Nigeria, 8Hochschule Hannover University of Applied Sciences & Arts, Unidad Alemana de Bioética de la UNESCO, Fakultät III - Medien, Information und Design, Hannover, Alemania, 9Hochschule Hannover - Universidad de Ciencias Aplicadas y Artes, Grupo de Investigación UNIRED, Hannover, Alemania

Antecedentes: A pesar de la abrumadora evidencia de los beneficios de los programas de ejercicio en la prevención de enfermedades, la rehabilitación y la promoción de la salud para la población general, especialmente los pacientes con VIH/SIDA, la participación en clases de ejercicios y el consentimiento para ser parte de estudios de investigación sobre el ejercicio es baja entre los pacientes con VIH/SIDA, en algunos países de ingresos medianos bajos. En esta población, los factores que podrían influir en el proceso de consentimiento no se aclararon por completo y se investigaron.

Finalidad: Identificar los factores que podrían informar la decisión de los pacientes de no dar su consentimiento para participar en clases de ejercicios para personas que viven con el VIH/SIDA en un país de ingresos medianos bajos.

Métodos: 58 de 103 pacientes que viven con VIH/SIDA, que asistieron a una charla sobre los beneficios para la salud de un programa de ejercicio físico de 12 semanas, fueron reclutados utilizando la técnica de muestreo por conveniencia en un estudio observacional transversal. El tamaño de la muestra se calculó utilizando la ecuación de Fisher basada en una prevalencia nacional del VIH del 3.6%. Fueron entrevistados utilizando una guía de entrevista cualitativa semiestructurada que se centró en diferentes aspectos del proceso de consentimiento. Los datos cualitativos se analizaron temáticamente y los datos cuantitativos se analizaron de forma descriptiva.

Resultados: De los 103 adultos que viven con el VIH que participaron en la charla de salud, 85 personas indicaron interés en participar en un programa de ejercicio de 12 semanas. De este número, solo 52 dieron su consentimiento, mientras que 33 personas se negaron a participar después de dudar y fueron el foco de este estudio. Su rango de edad fue de 18 a 64 años con una distribución desigual por género: hombres (n=12) 33.3%; mujeres (n = 21) 63.6%. Los temas emergentes del análisis cualitativo revelaron que los pacientes eran conscientes de los beneficios del ejercicio pero tenían serias preocupaciones acerca de tener que obtener permisos frecuentes del trabajo, el negocio o el hogar para asistir al programa durante 12 semanas, la necesidad de obtener el permiso del esposo y/o la familia. miembros antes de dar su consentimiento, no revelar su estado al cónyuge, amigos, colegas y familiares, miedo a que empeoren las condiciones de salud si se termina el programa de ejercicios, estigmatización, horarios de vida ocupados y expectativas de roles de género.

Conclusión (es): Hay capas de barreras socioculturales para la participación en programas de ejercicio entre pacientes que viven con VIH/SIDA que pueden requerir asesoramiento, aceptación social y apoyo familiar para romperlas. En algunas culturas, el consentimiento informado puede no ser una expresión real del derecho de un individuo a tomar decisiones sobre cuestiones de salud personal, sino un reflejo de la opinión colectiva de los familiares y cuidadores según las prácticas socioculturales; y podría estar en desacuerdo con los principios ortodoxos de la investigación con sujetos humanos. Por lo tanto, los programas de ejercicio en esta población deben ser socialmente sensibles, impulsados ​​por el contexto y culturalmente relevantes para mejorar una mayor aceptación y participación de los pacientes deseados.

Trascendencia: Las percepciones de la cultura y el rol de género sobre los principios éticos ortodoxos de la investigación con sujetos humanos son determinantes importantes del proceso de consentimiento para la participación en programas/estudios de ejercicios por parte de pacientes con VIH en un país de ingresos medianos bajos.

Agradecimientos de financiación: Esta investigación no recibió una subvención específica de ninguna agencia de financiación en los sectores público, comercial o sin fines de lucro.

Tema: Oncología, VIH y cuidados paliativos

Aprobación de ética: Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética de Investigación en Salud de la Universidad de Nigeria con el certificado número - –NHREC/05/01/2008B.


Todos los autores, afiliaciones y resúmenes han sido publicados tal como fueron enviados.

Regresar al listado