CÓMO PUEDEN LOS AMBIENTES DE VECINDARIO AYUDAR EN EL MANEJO DE LA OSTEOARTRITIS: UNA REVISIÓN DEL ALCANCE

j.bowden1,2, D. Cazador1,2, Y Feng1
1La Universidad de Sydney, Instituto de Investigación de Huesos y Articulaciones, el Instituto Kolling, Sydney, Australia, 2Royal North Shore Hospital, Departamento de Reumatología, Sídney, Australia

Antecedentes: La salud de nuestras comunidades está determinada por las influencias cambiantes que surgen de los entornos personales, sociales, construidos y económicos. Hace tiempo que se reconoce la asociación entre la salud y el entorno construido, pero con frecuencia se pasa por alto el potencial de usar el vecindario para apoyar el manejo de afecciones musculoesqueléticas como la osteoartritis (OA). La OA es una de las principales causas de dolor y discapacidad a nivel internacional, y comúnmente es manejada por fisioterapeutas y otros médicos de atención primaria. Los tratamientos de primera línea recomendados para la OA se centran en el ejercicio estructurado, la actividad física y el control del peso, junto con el apoyo para el autocontrol. Sin embargo, la adopción de estas intervenciones aún es baja y continúa el uso excesivo de intervenciones innecesarias, ineficaces o costosas. Se necesitan formas nuevas e innovadoras de alentar el apoyo a estas intervenciones y abordar las barreras para su aceptación. Explorar formas de adoptar el entorno construido del vecindario es una opción.

Finalidad: Sintetizar la literatura existente que examina cómo los entornos construidos por vecindarios pueden apoyar la autogestión de OA al enfocarse en los aspectos de salud física, psicológica y social.

Métodos: Se realizó una búsqueda bibliográfica entre 2000 y 2019 en cinco bases de datos utilizando una metodología de alcance. Dos revisores examinaron la literatura que examinaba la influencia de los entornos construidos en los vecindarios sobre la salud física y psicológica y otros resultados (p. ej., calidad de vida, participación comunitaria) en personas con artrosis, artritis mixta o no especificada. Los resultados se asignaron a siete dominios predeterminados del Marco de Ciudades Saludables de la Organización Mundial de la Salud. Los subdominios y temas se sintetizaron aún más.

Resultados: Se mapearon veintisiete estudios en siete dominios y 23 subdominios. Los dominios más estudiados fueron diseño urbano saludable y habitabilidad (n=14 estudios); transporte saludable y vida activa (n=16); seguridad y protección (n=19); y diseño amigable con la edad y la capacidad (n = 19). Acceso a espacios verdes (n=7); los servicios locales de salud (n=2) y la alimentación saludable (n=1) fueron menos estudiados. Identificamos 6 resultados clave en torno a la actividad física, la calidad de vida, la participación comunitaria, el uso de recursos, la salud psicológica y otra salud física. Facilitar la actividad física y la importancia de la accesibilidad fueron los temas más investigados, aunque todos los estudios enfatizaron el potencial de los entornos construidos apropiados para promover la salud y apoyar la autogestión de la OA. Las brechas de investigación notables fueron el acceso local a alimentos saludables y el potencial de los vecindarios bien diseñados para influir en el sueño, el manejo del dolor, el aislamiento social y la salud psicológica.

Conclusión (es): Esta revisión destaca el potencial de una mejor utilización del entorno construido para apoyar la gestión de OA y abordar muchos resultados de salud diferentes. Comprender el impacto de los diferentes entornos construidos es el primer paso, y ahora se necesita diseñar formas nuevas y novedosas de utilizar el vecindario. La implementación de estrategias y políticas públicas a nivel de vecindario puede ser una forma más viable de frenar aumentos adicionales en la epidemia de OA que abordar factores individuales por sí solos.

Trascendencia: Las perspectivas de los consumidores proporcionadas en estos estudios pueden ayudar a los proveedores de atención médica a adaptar el manejo de la OA tanto al individuo como a su vecindario. Las discusiones sobre los lugares apropiados para hacer ejercicio y la consideración de las características del vecindario como parte del proceso de planificación del tratamiento son un ejemplo. Las discusiones sobre rutas adecuadas para caminar basadas en auditorías de caminatas locales, o enfatizar los beneficios mentales y físicos de estar al aire libre son otra.

Financiamiento, agradecimientos: Esta investigación no recibió ninguna subvención específica de ninguna agencia de financiación. DJH cuenta con el apoyo de una subvención para investigadores del NHMRC.

Keywords: Osteoartritis, Entorno Construido, Barrios

Tema: Musculoesquelético

¿Este trabajo requirió aprobación ética? No
Institución: N/A
Comité: N/A
Razón: Este trabajo es una revisión de alcance de los estudios existentes.


Todos los autores, afiliaciones y resúmenes han sido publicados tal como fueron enviados.

Regresar al listado