ENTRENAMIENTO EN MOVILIDAD PARA AUMENTAR LA MOVILIDAD Y EL FUNCIONAMIENTO EN PERSONAS MAYORES CON FRAGILIDAD: UNA REVISIÓN SISTEMÁTICA

Treacy1,2, C. Sherrington2, L. Hassett2,3, K Schurr2, yo cameron4, N Fairhall2
1Hospital Prince of Wales, SESLHD, Departamento de fisioterapia, Randwick, Australia, 2Universidad de Sydney, Instituto de Salud Musculoesquelética, Sydney, Australia, 3Universidad de Sydney, Disciplina de Fisioterapia, Facultad de Ciencias de la Salud y Salud Musculoesquelética Sydney, Escuela de Salud Pública, Sydney, Australia, 4Universidad de Sydney, John Walsh Center for Rehabilitation Research, Sydney Medical School, Northern Clinical School, St Leonards, Australia

Antecedentes: La fragilidad es un síndrome común en las personas mayores, que se caracteriza por el deterioro de múltiples sistemas corporales, lo que provoca una disminución de las reservas y una mayor vulnerabilidad a los resultados de salud adversos. Se estima que el 21% de la población residente en la comunidad mayor de 65 años es frágil. La fragilidad es un predictor independiente de caídas, empeoramiento de la movilidad, deterioro de la función, deterioro de las actividades de la vida diaria y muerte. El entrenamiento de movilidad puede mejorar la movilidad y el funcionamiento en personas con fragilidad. 

Finalidad: El objetivo de esta revisión sistemática de la literatura fue determinar si las intervenciones de entrenamiento de la movilidad son efectivas para aumentar la función y la movilidad en una población frágil.

Métodos: Revisión sistemática con metanálisis. Dos revisores independientes examinaron los títulos, los resúmenes y los textos completos de los estudios potenciales según los criterios de elegibilidad. La calidad del estudio se evaluó mediante la herramienta Cochrane de riesgo de sesgo. La calidad general de la evidencia para los análisis principales se evaluó mediante el enfoque GRADE. Todos los análisis se realizaron utilizando modelos de efectos aleatorios.

Resultados: Se identificaron 12 estudios que cumplen con los criterios de elegibilidad. En total, se inscribieron 1142 pacientes (582 en el grupo de intervención, 560 en el grupo de control). La edad promedio de los participantes fue de 82 años, y el 73% de ellos eran mujeres. Hubo evidencia de calidad alta de que el entrenamiento de la movilidad mejoró los niveles de movilidad (12 estudios, DME = 0.47; IC del 95 %: 0.24 a 0.71) y evidencia de calidad moderada de que mejora la función (9 estudios, DME = 0.60; IC del 95 %: 0.21 a 1.00).

Conclusión (es): Los resultados indican que el entrenamiento de movilidad proporcionado a una población frágil es eficaz para mejorar la función y la movilidad. Los resultados sugieren que el entrenamiento de la movilidad puede hacer poca o ninguna diferencia en la cantidad de personas que ingresan a los centros de atención de enfermería, las caídas o la tasa de mortalidad. 

Trascendencia: La síntesis de los datos en esta revisión respalda el uso del entrenamiento de movilidad para aumentar la movilidad y el funcionamiento de las personas mayores con fragilidad que viven en la comunidad las personas mayores con fragilidad que viven en la comunidad. Esta revisión proporciona evidencia de certeza alta de que el entrenamiento de movilidad para personas mayores con fragilidad proporciona beneficios clínicamente importantes en la movilidad y evidencia de certeza moderada de que el entrenamiento de movilidad proporciona una función importante.

Financiamiento, agradecimientos: Nada

Keywords: Fragilidad, Entrenamiento de la movilidad

Tema: Personas mayores

¿Este trabajo requirió aprobación ética? No
Institución: n/a
Comité: n/a
Razón: Esta fue una revisión sistemática de la literatura.


Todos los autores, afiliaciones y resúmenes han sido publicados tal como fueron enviados.

Regresar al listado